¿Es importante hacerle seguimiento a tus propuestas laborales?

La pregunta que todos se hacen: si ya oferté, ¿Debería hacerle seguimiento a mi propuesta?, ¿Espero que ellos se comuniquen? O también; mejor me olvido de ella hasta que me llamen. No caigas en ninguna de las anteriores. Darle seguimiento a tus propuestas laborales puede darte más información, y de calidad, de la puedes pensar.

Puedes darte una idea general del panorama que tienes ante ti y las buenas condiciones bajo las cuales enviaste tu propuesta laboral. ¿Qué pueden informarte de darles seguimiento? Presta atención, te hemos listado las razones básicas por las cuales es indispensable.

Puedes ver tu progreso durante la propuesta.

La primera, y que resulta bastante lógica, es para darle seguimiento a tu progreso durante la propuesta. Muchas veces, por los mismos nervios de no saber si te pueden escoger o no, te olvidas de que ver tu mismo progreso te ayudará a avanzar a ti también.

Además, te proporcionará información acerca de la persona que sea escogida, en el caso de esto ser visible desde la app.

Mujer feliz

Aprendes a reconocer tus errores.

También, así como observas tu progreso aprendes a reconocer tus errores. En donde está el eslabón débil que hace que tu propuesta laboral no sea lo suficientemente atractiva. ¿Estás colocando demasiada información?, ¿Estás aprovechando el formato de currículum y llenando todos los espacios? Estas dudas puedes reconocerlas una vez que le hagas seguimiento a tus propuestas laborales.

Así como, a consecuencia de ello, te ayude a reformar todos tus documentos y darles un mejor enfoque. Ese que te hacía falta para brillar entre el resto de ofertas.

Mejoras tus aspectos débiles.

Y no solamente mejorarás tu CV, solicitud de empleo o carta de solicitud, también mejorarás otros de los aspectos débiles que puedas encontrar mientras le das seguimiento a tu propuesta laboral. Como puede ser, tu presencia desde la aplicación, tu presencia laboral en redes sociales, mejorar tu red de contactos profesionales y más.

Observas a tu competencia.

Y si está permitido, ¿Y por qué no? Observar también a tu competencia. Esto puede servir para impulsarte y no dejarte vencer. Así como hacer más comprensible para ti tus fallas y tus aciertos. Eso sí, hazlo de manera respetuosa y responsable porque ¿Quién sabe? Esa persona que hoy es tu competencia, mañana podría formar parte de tu red de contactos profesionales.

trabajar en equipo